Desratización

Para el control adecuado de roedores se requiere de implementar un plan de cebado que permite establecer barreras de control. Para ello debe definirse un programa de control en función del lugar a proteger y la potencial fuente de invasión por roedores.

Los cebos se colocan en “ Tubos Cebadores” ó “Cajas cebadoras “ que se dispondrán en un cerco perimetral de todas las infraestructuras existentes en el recinto a tratar, distribuidos entre si a una distancia aproximada de 10-15 metros en la parte exterior y a 5 – 10 metros en su interior. Para el uso externo se utilizarán productos en base a parafina sólida y/pasta para evitar la descomposición por factores ambientales del cebo. Para el interior se utilizará un cebo en base a cebo fresco ó pellets que presenta buena estabilidad en ambientes interiores y que es bastante apetecidos por los roedores. Sin embargo estos pueden alternarse dependiendo de las características del sector y condiciones climáticas

Estos cebos se controlan con cierta frecuencia, con el objeto de mantenerlos en buenas condiciones para los roedores. Los cebas en cada oportunidad se reemplazarán en caso que el consumo del producto exceda el 50% del mismo. Por otro lado se reemplazarán todos los cebos a los 90 días, para asegurar que el producto que se esté utilizando no pierda efectividad por efectos agroclimáticos.

Los productos utilizados se dispondrán de acuerdo a la especie a tratar. Es así que cerca de cursos de aguas se considera el potencial Ratus Norvergicus y en interiores el Mus Musculus ó ratón doméstico ó laucha. Por otro lado el que se encuentra presente en techos, árboles, etc, corresponde al Ratus ratus. Sin embargo, y de acuerdo a la experiencia técnica, cuando existe un tipo de roedor en una vivienda es absolutamente probable que cohabiten con las otras especies, por lo que el control debe orientarse de esa manera.

La utilización de los productos será de tal manera que se evite la intoxicación accidental por otras especies de animales y personas. Para ello los productos se dispondrán en tubos de PVC de 25 cm de largo en cuyo interior, al centro del mismo, se encuentra el cebo firmemente atado. Este tubo se fijará alguna estructura para evitar el robo o pérdida del mismo. Cada tubo estará debidamente rotulado indicando el tipo de veneno y su antídoto. Por otro lado se identifica con un número que debe corresponder al del croquis de Disposición de Cebos que deberá contar la empresa, tanto el número como su ubicación.

Cada tubo será indicado por un adhesivo que se ubicará a 1,7 mt aproximado de altura de la ubicación de cada uno de los tubos cebadores, indicando con una flecha en dirección vertical su ubicación. Este adhesivo advierte además que es veneno y su antídoto, a parte de la identificación de la empresa que realiza los servicios.

Los tubos se reemplazan en la medida que sufran algún desperfecto. En interiores se colocarán eventualmente tubos cebadores con cebos parafinados y fresco ó cebo líquido. Su disposición se rige bajo las mismas condiciones que en el exterior variando su ubicación y distancia dependiendo de la especie que se encuentre en su interior. Para determinar aquello se realizarán análisis de las fecas o rastros de los roedores en caso de su existencia.

La cantidad de utilización de puntos de cebado va a depender de la cantidad y ubicación de infraestructuras existentes, población estimada de roedores, del tipo de producto a utilizar y de la evaluación del control implementado. Pese a lo anteriormente indicado como medida general se disponen entre 10-15mts en exterior y entre 5-10mts en interiores.

Para mantener una adecuado control de este tipo de plaga se requiere de un control periódico. De no realizar este control permanente o periódico facilitará la repoblación de los roedores generando problemas de diversa índole. Es importante considerar que en épocas de bajo movimiento todas las infraestructuras se transforman en guaridas de los roedores por que es importante considerar un adecuado programa de control.

Los aplicadores o el personal que realiza estas funciones está debidamente calificado. Por la misma razón en la revisión de los tubos y el recambio de los cebos se utiliza guantes para evitar generar residuos en los operarios e impregnar olores que despida a los roedores. De igual forma el uso de mascarillas es fundamental en la protección del personal en caso de infecciones potenciales como el Anta Virus. El uso de ropa destinada para este trabajo asegura la inocuidad de la aplicación para los operarios.

Se diseña un croquis el cual se actualiza anualmente indicando la ubicación exacta de cada uno de los puntos de cebado en la unidad establecida. Estos puntos indicados en número deben coincidir plenamente con los dispuestos en terreno, con el adhesivo del mismo y el indicador de ubicación. Este croquis será de vital importancia para el control de consumo por los roedores.

Algunos Raticidas utilizados

Nombre Comercial Ingrediente Activo Composición Dosis
Rastop Molienda Bromadiolona 0.005% 20g
Rastop Pasta Bromadiolona 0.005% 20g
Rastop Bloques Bromadiolona 0.005% 25g
Rastop Líquido Bromadiolona 0.005%
Bromablock Bromadiolona 0.005% 20g
Ratador Extruido Bromadiolona 0.005% 20g
Deadline Líquido Bromadiolona 0.005%

Para el control de roedores en base a trampas mecánicas ( en caso de uso del tipo captura o pegajosas) se debe regir por el siguiente protocolo:

Las trampas serán ubicadas fundamentalmente cercano a los ingresos al interior del recinto. Luego estas trampas deben contar con un registro diario en el cual una persona encargada deberá revisar diariamente si hay captura o nó de animales. De haber roedores capturados deberá regirse por manual de procedimientos entregado por Chileplaga o llamar directamente al responsable técnico para instrucciones.

Las trampas de captura mecánica se coloca en su interior un cebo atóxico que atraerá los roedores. Este cebo deberá cambiarse cada tres días o de acuerdo al producto que se utilice, que normalmente son frutas. Esto significa un control diario por parte de la empresa.

En caso de las trampas pegajosas se ubicarán en recipientes adecuados de metal, plástico ó tubos de PVC de 110mm, en donde quedarán los roedores. Este tipo de trampa debe cambiarse cada cierto tiempo ya que la capacidad de retener por medio de goma adhesiva, tiene una durabilidad no mayor a 45 días.

Medidas Complementarias:

• Debe mantenerse el perímetro de toda infraestructura libre de pastos, malezas y arbustos que sirvan de madriguera o vía de ingreso de los roedores.

• Deben sellarse todas las aberturas posibles de cada infraestructura que permita el ingreso de roedores.

• Mantener todo conducto de evacuación de líquidos, etc, que desemboque al exterior con malla en su parte terminal para evitar ser vía de acceso de roedores.

• Mantener con malla todo acceso a alcantarillados.

• Mantener toda la basura bien tapada y en lugares destinados para ello.

• Buen aseo diario interno y externo.

Resolución S.S.C. Nº217 15 de Enero 2003 2013 Chile Plaga. Todos los derechos reservados.
Resolución. Nº499 - SAG.
Autorizado por el S.N.S.